¿Puede el espesor cartilaginoso determinar el riesgo de malignidad en los tumores cartilaginosos pélvicos y qué tan precisa es la biopsia preoperatoria de estos tumores?

 https://www.ortopediaoncologicamexico.mx/academia/puede-el-espesor-cartilaginoso-determinar-el-riesgo-de-malignidad-en-los-tumores-cartilaginosos-pelvicos-y-que-tan-precisa-es-la-biopsia-preoperatoria-de-estos-tumores/


¿Puede el espesor cartilaginoso determinar el riesgo de malignidad en los tumores cartilaginosos pélvicos y qué tan precisa es la biopsia preoperatoria de estos tumores?

CORR
@clinorthop
AccesoAbierto: Laitinen et al. descubrieron que la probabilidad de que un tumor de cartílago pélvico sea maligno aumenta después de que el espesor de la capa de cartílago supera los 3 cm. Lea sus recomendaciones de tratamiento en #CORR #orthoTwitter #oncología

Clinical Orthopaedics and Related Research® (lww.com)


Los osteocondromas son tumores óseos comunes y constituyen del 20% al 50% de todos los tumores óseos benignos. Aunque los osteocondromas suelen ser asintomáticos en la pelvis, pueden causar dolor a través de la bolsa inflamada o irritación de los tendones, músculos o piel o síntomas de compresión en la uretra o la vejiga y, por lo tanto, podrían beneficiarse de la cirugía [8, 17]. Puede ser difícil distinguir los osteocondromas de los condrosarcomas periféricos en la pelvis, y un osteocondroma benigno podría transformarse con el tiempo en un condrosarcoma periférico maligno. Por lo tanto, es muy importante distinguir los condrosarcomas puramente benignos de los malignos [4, 11, 14]. La transformación, cuando ocurre, es en el componente cartilaginoso de la lesión y parece estar relacionada con el grosor de la capa de cartílago. Se ha informado que el crecimiento continuo después de la madurez esquelética y una capa de cartílago hialino de más de 1,5 cm de espesor en pacientes esqueléticamente maduros sugieren una transformación maligna [18], pero se han descrito anchos diversos de > 3 cm entre pacientes pediátricos y > 2 cm en poblaciones adultas. informó [2, 13]. Se ha demostrado que la precisión diagnóstica de la biopsia preoperatoria está entre el 36% y el 86%, en comparación con el diagnóstico después de la resección de cualquier tumor de condrosarcoma [9, 12, 20] y está menos investigada en los condrosarcomas periféricos.

Sigue existiendo debate sobre si el grosor de la cubierta de cartílago es un buen marcador de potencial maligno [11] y, de ser así, qué grosor debe tener una cubierta de cartílago para que sea clínicamente preocupante [16, 24]. Además, hay poco conocimiento sobre la precisión y el papel de la biopsia preoperatoria en estos tumores.

Por lo tanto, preguntamos: (1) ¿Cuán precisa es la biopsia preoperatoria para determinar si un tumor de cartílago periférico de la pelvis es benigno o maligno? (2) ¿El grosor de la capa de cartílago determinado por resonancia magnética está asociado con la probabilidad de que un determinado tumor de cartílago periférico sea maligno? (3) ¿Qué es la supervivencia libre de recurrencia local (LRFS), la supervivencia libre de metástasis (MFS) y la supervivencia específica de la enfermedad (DSS) en el condrosarcoma periférico de pelvis y está asociada con el margen quirúrgico?

Conclusión: Una capa cartilaginosa delgada (< 3 cm) es característica del osteocondroma benigno. La probabilidad de que un tumor de cartílago sea maligno aumenta después de que el grosor de la capa de cartílago supera los 3 cm. En nuestra experiencia, los resultados de la biopsia preoperatoria no se asociaron de manera confiable con el grado histológico final o la malignidad, siendo precisos solo en el 33% de los pacientes. Por lo tanto, recomendamos observación durante 2 años para pacientes con osteocondromas pélvicos en los que el espesor del casquete es < 1,5 cm y no hay dolor asociado. Para pacientes con tumores en los que el espesor de la capa es de 1,5 a 3 cm, recomendamos una observación estrecha durante 2 años o la resección, según la decisión del médico tratante. Recomendamos la escisión en pacientes cuyos osteocondromas pélvicos muestran un aumento en el grosor o dolor, preferiblemente antes de que el grosor de la capa del cartílago sea de 3 cm. Proponemos que la resección quirúrgica de tumores de cartílago periférico en los que la cubierta del cartílago excede los 3 cm (con el objetivo de obtener márgenes claros) es razonable sin una biopsia preoperatoria; la función de la biopsia preoperatoria es menos útil porque la medición radiológica del espesor de la capa de cartílago parece asociarse con precisión con la malignidad. La biopsia puede ser útil en pacientes en los que existe incertidumbre diagnóstica o cuando se confirma la necesidad de procedimientos quirúrgicos extensos. Los estudios futuros deberían evaluar otras cualidades tumorales preoperatorias para diferenciar los tumores malignos del cartílago periférico de los tumores benignos.

Can the Cartilaginous Thickness Determine the Risk of Malignancy in Pelvic Cartilaginous Tumors, and How Accurate is the Preoperative Biopsy of These Tumors? – PubMed (nih.gov)

Copyright © 2024 The Author(s). Published by Wolters Kluwer Health, Inc. on behalf of the Association of Bone and Joint Surgeons